miércoles, 19 de febrero de 2014

Opinión. Principio de Autoridad.


Cuántos se revolcarán al leer esta columna y se rasgarán las vestiduras viniéndose lanza en ristre en contra de un principio que produce el orden social y que en cualquier sistema de gobierno es funcional, menos para los pseudoanarquistas que en su demagogia pestilente a resentimiento social, pregonan la igualdad y la irreverencia del estudiante frente al docente. 

Quiero aclarar que la igualdad es una utopía ya que uno no es sino igual e idéntico a sí mismo, principio filosófico irrefutable. Que la igualdad en nuestro país solamente es de derechos frente a la constitución y a la ley.

La irreverencia y el irrespeto si que son diferentes ya que los separa una línea de cultura y de formación bajo principios humanísticos bien desconocidos por aquellos que ignoran el respeto y el principio de autoridad por su misma condición de inferioridad.

Francisco Medellín González
Docente Corporación ISES.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, te responderemos pronto.