lunes, 17 de junio de 2013

Opinión. Los "Magos".


Recientemente me encontré con un amigo que no veía hacia mucho tiempo. Me contó que a la empresa en la que trabaja llegó uno de esos “magos” experto en calidad y excelencia. Después de un tiempo, según mi amigo, el ambiente de la empresa se había vuelto pesado, pues antes de la llegada del dichoso mago, la gente trabajaba en armonía, en un ambiente laboral agradable construido con el tesón, esfuerzo y el reconocimiento de cada uno de los empleados, así como sus lágrimas y alegrías. Todo eso fue cambiado por políticas de gestión y calidad donde lo importante era el resultado. El “tiranillo” que lo único que hacía era dar órdenes, invocar el alto poder que poseía y remover personal a conveniencia. Un día “peló el cobre,” utilizó la empresa como trampolín para irse a dirigir otra más grande, a llevarle “sus teorías” y “desarrollos.” Se fue. Cuando los dueños de la empresa evaluaron la famosa gestión no encontraron más que tiempo perdido. La experiencia de mi amigo me lleva a reflexionar lo siguiente: El poder se hizo para servir y no para aplastar a aquellas personas que dependen laboralmente del apoderado. Por otra parte, quiero aprovechar esta tribuna para felicitar a ISES y a sus directivas, en especial al Dr. Miguel Ávila, quienes han tomado la determinación de hacer crecer la institución. Que gusto ver como durante este semestre ISES está despegando de una forma vertiginosa pero segura, adquiriendo nueva infraestructura facilitando el desarrollo de nuestra finalidad: la educación de calidad. ISES es la muestra de que no necesita de esos “Magos” para crecer, prosperar. Basta con reconocer el capital humano.

Francisco Medellín González.
Docente en Ciencias Políticas Corporación ISES

Fuente: Investigación Informa (Año 2 Vol. 2 Nº 04 Mayo 04 de 2013)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, te responderemos pronto.