viernes, 26 de abril de 2013

Opinión. Transformémonos para Transformar.



“El sueño se hace a mano y sin permiso…” 
(“Llover sobre mojado”. Silvio Rodríguez, trovador cubano) 

Ninguna institución de educación superior (universitaria, técnica o tecnológica) puede estar de espaldas a la realidad del país. La sociedad actual del conocimiento- que tanto se ufana en exaltar los expertos e intelectuales- debe tener como uno de sus fundamentos atacar la desigualdad y ser vehículo de transformación y cambio. El análisis crítico de los sucesos nacionales e internacionales, la consolidación de un ciudadano activo y partícipe de los diferentes procesos que construyen comunidad, el respeto a la diferencia, la toma de conciencia como sujetos políticos, son, entre otros, elementos indispensables a la hora de articular la “Responsabilidad social” de ISES, de acuerdo con su visión y misión. A todos nos corresponde la tarea de proyectar, desde el espacio en el que nos encontremos, un país más justo. El discurso que nos han vendido acerca del ideal de éxito termina convirtiéndonos en autómatas- cifras en serie o simples piñones del engranaje- y no en seres humanos con identidad propia. La alternativa al individualismo que nos aísla unos de otros es el trabajo en equipo, la solidaridad y la búsqueda del bien común; más ahora que los anhelos de paz parecen invitarnos a la acción. Y tal vez quisieran decirnos, contrario al profético fatalismo de la familia Buendía en “Cien años de soledad”, que nuestra generación y las venideras sí tendrán una nueva oportunidad sobre la tierra.

Carlos Eduardo Rojas
Docente CINI

Fuente: Investigación Informa Abril 2013

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, te responderemos pronto.